domingo, 19 de abril de 2009

Rape con patatas y guisantes

Tenía uno de los lomos de un rape -el otro medio cayó alangostado, que ya os contaré cómo lo hago- y me ha apetecido guisarlo con papas y chícharos. También tenía los huesos.

Lo primero que he hecho, con los huesos, ha sido caldo de pescado para guardar. En una olla se echa un poco de aceite de oliva virgen extra y se rehogan un poco los huesos. Se llena la olla con agua y se le añade un tomate, una cebolla, una hoja de laurel y sal. Se deja hervir como media hora y se aparta. Cuando se enfríe, podéis colar el caldo, llenar botes y congelarlo para usarlo en guisos de pescado y arroces. Cuidado con no llenarlos demasiado.

Aparte del lomo del rape -si el rape fuera más pequeño se corta en rodajas-, que podría pesar casi un kilo, vamos a necesitar:

  • 1 Kilo de patatas
  • 1/4 Kilo de guisantes pelados
  • Una cebolla grande
  • Dos dientes de ajo
  • Una hoja de laurel
  • Perejil
  • Un vaso de vino blanco
  • Caldo de pescado
  • Ñora molida
  • Un tinto con sifón para el cocinero
  • El disco de Viva la Vida del Coldplay

En una cacerola con un poco de aceite de oliva virgen extra se pocha la cebolla junto a los dientes de ajo bien picados. Se añaden las patatas cortadas a tacos o rodajas si son pequeñas y se dejan que se rehoguen, añadid la ñora y remover para que se refría un poco. Se añaden los guisantes, el vino, el caldo de pescado, el laurel, una ramita de perejil y sal, y se deja hervir todo hasta que las patatas estén casi tiernas, entre 10 y 15 minutos. Si el guiso no tiene el color que os gustaría que tuviese, podéis añadir una pizca de colorante disuelto en el caldo; yo en este caso le he puesto.



Hay que tener cuidado de que las patatas no estén ni muy secas ni con mucho caldo, pues hay que pensar que el rape soltará agua en el guiso y podría resultar demasiado caldoso.

Añadid el rape cortado en tacos -si es el lomo de uno grande- o en rodajas y tapad la cacerola hasta que el rape esté tierno -unos 10 minutos-. Comprobad de vez en cuando que el guiso no tenga demasiado caldo, y si fuera así dejad la tapa quitada para que evapore.

Antes de servir, se puede espolvorear con perejil picado.

4 comentarios:

Selma dijo...

¡Hay que ver este ritmo que llevas!... Me faltan poner en práctica tus dos recetas anteriores...
Si Zeus quiere mañana a la tarde haré las "Alcachofas", para comerlas el miércoles...¿No hay problemas para recalentar, verdad?
Luego, y no sé en que orden, el choco y el rape, pero será el Finde y con más tiempo...

Son todas muy apetecibles y, espero, creo, fáciles de hacer... Tanto explicaciones como las diapositivas ayudan un montón...A ver de que seré capaz... Y si se merecerán una foto... Y el aprobado del "Chef"...

Para los caldos... Ejem... en cubitos ¿No pasa nada, verdad?


En fín yo y mis dudas...y una confesión: el rape me gusta mucho más que otros pescados.. ¿Por qué? ¡No tiene espinas!Tengo malas experiencias con los salmonetes...

Eres un "Chef" a seguir, asi lo hago... Pero tinto con sifón, allí no... Lambrusco! La música, sí!

¡Besos!

Juanjo dijo...

A petición de nuestra amiga Carmen, que sigue con sus problemas "informágicos" y otros misterios, transcribo a continuación un comentario suyo, en el que presenta un apetitosa variante de este guiso, y que me ha hecho llegar a través del correo.

Muchas gracias, Carmen. Habrá que poner en prática tus recomendaciones.

Besos.

Buenas tardes Juanjo:

He entrado en el blog y he visto las recetas estos días, pero el estado catatónico en que se encontraba mi "bicho" ha hecho imposible escribir nada en él, ahora me ha dejado escribir, pero a la hora de enviar el mensaje, me dice que no tengo permiso... hombre ya se que no cocino bien, (que pertenezco al gremio de quienes sólo hacen de comer), pero de eso de dejarme sin postre... Así que te envío por este medi el comentario que intentaba dejar:

"Hola Juanjo, buenas tardes, y excelente receta, para chuparse los "dáctiles", o para saltarse las lagrimas mientras se degusta, si lo primero parece poco fino o delicado.

En algo se tiene que notar mi media parte andaluza, el guiso que preparo es una variante de éste, no lleva vino, pero a cambio lleva pimiento, tomate y zanahoria, hago un sofrito con el ajo, la cebolla, la guindilla picadita, el pimiento, la zanahoria, el tomate y el perejil, rehogo el pescado en él y lo reservo, y las patatas las pico como para tortilla, en láminas lo más finas posibles , una vez pasado por la batidora el sofrito, mezclo todo con el caldo de pescado, añado la hoja de laurel, un poquito de azafrán, por aquello del color y del sabor, y un poco de pimentón, (por aquello de que mi contrario es de la Vera) y a cocer lo más lentamente que se pueda. Debo advertir que el guiso queda como una crema, y que el pescado no se encuentra pues acaba deshecho y mezclado.

También puede hacerse con bonito, siendo en este caso el sabor distinto y más fuerte.


Y como verás vuelvo a estar conectada, gracias a mi sobrina mayor favorita, claro que en estos, volátiles, tiempos que corren no se cuanto me durará la dicha. Besos, y ha sido un placer encontrar esta receta.

Selma dijo...

Puedo certificar que tus recetas, todas ellas, dan un resultado excelente.. tan sólo me falta hacer el Choco... Los otros platos han tenido un éxito de los que hacen historia.. Pero el mérito es del "Chef"-Profesor que eres, no te quepa duda... Lo único.. No consiguo que tengan las buena pinta que tienen tus Platos.. Ni el sabor que a buen seguro tienen, pero todo es empezar...

Un beso, Juanjo y gracias por enseñarnos tan bien!

PD:¡¡ Tomo buena nota de los Apuntes de Carmen!!!

Juanjo dijo...

Hola, Selma.

No creo que merezca tanto título, y mucho menos el de profesor en esto,...dejémoslo en aficionadete.

Gracias por el seguimiento que haces, por tus comentarios, por poner en práctica las recetas y, como no, por enviar las fotos con el resultado.

Coincido en la apreciación que haces sobre los apuntes de Carmen.

Besos.

Publicar un comentario