domingo, 31 de mayo de 2009

Filetes de ternera en salsa

 Como no me apeteció comerlos a la plancha -que ya está uno harto- preferí guisar estos filetes de ternera en salsa. De esta misma forma podéis cocinar otro tipo de carnes, incluso de caza. Es una manera sencilla y rápida y, la verdad es que, no afea una buena carne.

La lista:

  • 1 kg de filetes de ternera, aunque ya os digo que podríais usar otro tipo de carne y que no sean bistecs, sino incluso en tacos.
  • 5 ó 6 dientes de ajo.
  • Una hoja de laurel.
  • Unas granos de pimienta negra.
  • Un vaso de vino blanco.
  • Sal.
  • Un buen pan para rebañar la salsa.

Tomamos los ajos, los pelamos y los cortamos en finas láminas. Ponemos en el fuego una cacerola con un poco de aceite de oliva virgen extra y echamos los ajos. Los movemos para que se doren bien por los dos lados. Cuando han adquirido un buen color dorado, pero sin que se quemen, echamos los bistecs, los granos de pimienta y la hoja de laurel. Si son demasiado grandes podéis cortarlos en trozos para manejarlos bien. Removed los filetes de vez en cuando para evitar que se peguen y para ir dándoles la vuelta al objeto de que se doren también en el aceite.

Si la carne es de buena calidad no soltará mucha agua, por lo que tendréis que tener cuidado de que los ajos no se sigan friendo y terminen quemados. Agregamos el vino y un pellizco de sal y dejamos que cueza todo bajando un poco el fuego y tapando la cacerola. Habrá que vigilar que no se queden en seco, para lo que añadiremos un poco de agua si es necesario. Cuando los filetes estén tiernos dejad que evapore el exceso de caldo para que la salsa espese.

Para acompañarlos lo ideal son una papas fritas a la manera en que Benardo explica su blog, crujientitas, aunque también pueden servirse con un poco de puré de patatas o incluso un molde de arroz en blanco. Y eso sí, no os privéis de un buen pan para rebañar la salsa, que dicen que es de mala educación, pero hay cosas peores con las que nadie se mete.

5 comentarios:

Selma dijo...

Antes que nada no sé como consigues este color tan apetitoso, parece que sea tinto el vino utilizado... algún secreto tendrás... y compartirlo sería de agradecer... Que no se enfaden los carniceros.. pero compro la carne en carnicerias Árabes, el proceso de crianza y de sacrificar a los animales es diferente a la que acostumbramos y nunca suelta agua ni se encoge al guisarla..
Seguiré pues vigilando que los ajos no se quemen..

Cuando lo elaboré, que lo haré, seguro que lo acompañaré con Papas fritas estilo Bernardo, o con Puré... El arroz blanco desde mi primer embarazo no es santo de mi devoción...;-)
Otro cantar es cuando esta guisado...

Una vez más gracias por esta Receta, la tengo impresa y a mano para cuando se tercie.

Besos, Juanjo , para ambos, tu Santa y tú... Chefs, donde los haya.

Superchoco dijo...

He comprado unas presas ibéricas en el mercado. A ver si me vale el resto de la receta.

Saludos.

CARMEN RAMIREZ dijo...

Que pintan tienen.... yo los hago igual, pero encima les hecho cebollita picada, le da un sabor y más consistencia a la salsita uhmmmmmm.....

lys dijo...

Qué pinta tienen esos filetes!! Me los llevo.

Un beso

Anónimo dijo...

Ayer los hice tal cual dice en la receta y he de decir que causaron sensacion. Muy facil la receta de elaborar!! Gracias

Publicar un comentario