lunes, 22 de junio de 2009

Pisto

¿Que qué estoy haciendo con las berenjenas y los calabacines del huerto? Bueno, pues además de regalar algunos a los familiares y amigos que se acercan por casa, pues andamos cocinando algún que otro platillo que ya os acercaré por aquí como este pisto de hoy, que como veis tiene una pinta estupenda.

Escuchando el Beyond here lies nothing, que es la copla que ha regalao


el Dylan en su página güé, cuchillo de cortar en una mano y una Cruzcampo en la otra, me metí en la cocina con el siguiente material:

  • 1/2 kilo de berenjenas.
  • otro 1/2 de calabacines.
  • y otro 1/2 de papas.
  • como todavía no tengo tomates del tiempo, he pillado una lata de esas de 3/4 de kilo que venden ya triturado. A mí la que más me gusta es la marca del pajarraco ese que pesca en las orillas de los ríos, pero no estoy por hacer publicidad que no me he "monetizado" todavía.
  • una cebolla grande.
  • un par de pimientos verdes de freír.

Ponemos por un lado a freír el tomate -que si es del tiempo deberíamos haber triturado previamente y, dependiendo de la potencia del artefacto triturador, pasado por el chino- en una cacerola donde previamente habremos puesto a pochar la cebolla cortada en aros muy finos y el pimiento. Sobre el tema del pimiento a la hora de freír tomate nos podemos encontrar desde gente que no lo pone, gente que lo deja entero -para luego poderlo quitar-, gente que lo corta en aros y lo pocha con la cebolla, o incluso, como hago yo algunas veces, que le da un meneo en la batidora junto con la cebolla antes de echarlo a freír con el pretexto de no encontrarlo luego, sobre todo cuando hay niños melindrosos en casa.

Mientras se fríe el tomate vamos pelando, enjuagando y cortando en tacos las berenjenas, los calabacines, las patatas y el otro pimiento en tiras. El pisto se puede hacer de dos formas: la primera de ellas, que es la que engorda menos, consiste en rehogar todas la verduras juntas y luego echarles el tomate hasta que se reblandezcan;...por supuesto que no lo haré así, sino que defenderé la línea oronda hasta en verano e iré friendo en aceite de oliva virgen extra, claro, cada uno de los ingredientes por separado hasta que se reblandezcan y adquieran un colorcillo ligeramente dorado, pero eso sí, me ayudaré de un papel de cocina absorbente para retirar el exceso de aceite y los reservamos hasta que el tomate haya terminado de freírse.

No hay que olvidar que el tomate hay que salarlo y, si está demasiado ácido, echarle una cucharada de azúcar -hay quien le pone una cucharada de bicarbonato pero a mí no me gusta porque le cambia el color y el sabor -.

Ponemos por último todos los ingredientes juntos en la misma cacerola donde se ha frito el tomate y lo dejamos cocer todo junto durante unos minutos.

A la hora de comerlo, en casa, nos gusta acompañarlo de un par de huevos fritos puestos encima -como veis en la foto- o bien cuajarlos en el mismo tomate.



4 comentarios:

Superchoco dijo...

Tenga cuidao maestro, con dylan y las manos.
A ver si con la emoción musical va cortar con la cruzcampo el tomate y, lo peor, beberse el cuchillo.
Recetón de pisto para el disfrute.
Saludos, maestro.

Selma dijo...

¿Sabes, Juanjo? Como me tienen loca cualquier plato que contenga berenjenas como ingredientes, haré las dos recetas.. sí, las dos!

Estoy comentando escuchando la canción que nos ofreces ( por cierto, un acierto haber incorporado a los ingredientes algo de música.. hazlo siempre...si no es mucho pedir )y no es una Cruzcampo que estoy tomando, no, es un café con hielo.. Mañana es fiesta y la noche será larga... ya estoy oyendo petardos y falta el cava y la típica "Coca" de la noche de San Juan..
Por cierto mañana es tu santo, verdad? brindaré a tu salud.. Felicidades, Maestro y "Chef" de esta encantadora Cocinilla's..
Y besos, muchos..

__MARÍA__ dijo...

Si es tu santo hoy, ¡felicidades!
Ya sabes lo que dicen: "eres más cumplía que una de la sierra"... y yo soy de la sierra, jeje
Que aproveche ese pisto.
¡Lástima no estar más cerca para recoger alguna berengena!
Besos

musmushi dijo...

¡Coincidimos! Yo también hago así el pisto y pongo encima un par de huevos fritos, aunque en cuanto al rehogado .... mi versión es la light, y no por un perfil estético sino por un perfil lipídico, que tengo sublevados a los triglicéridos!!!!
Besos (y algún día iré a robarte berenjenas del huerto)

Publicar un comentario