jueves, 2 de julio de 2009

Berenjenas revueltas

Como podéis ver, la de ayer por la tarde ha sido la primera cosecha que hace que merezca la pena estar pendiente -que no es demasiada la atención que requiere- del huerto; y no sólo por la cantidad, que empieza a ser apreciable, sino por la variedad. Junto a los calabacines, pepinos y berenjenas -ahora en mayor cantidad- he empezado a recolectar los primeros tomates -de los que al maestro Bernardo, al que venero a pesar de lo del pan, parece que la ha dado el viento- y pimientos de los de freír.

Sé que os debo una entrada del diario del huerto, que está en proceso, pero he querido contaros qué hemos hecho con una algunas de las berenjenas que hemos recogido.

Hoy, sin música ni nada porque no había tiempo para el regodeo, nos metimos en la sauna, que diga la cocina, la parienta y yo, con la idea no enredar demasiado y el siguiente material:

  • Un par de esas lustrosas berenjenas, que veis en la foto, las más gordas.
  • 3 puerros.
  • 100 gramos de bacon cortado en tiritas.
  • 4 huevos.

Peladas y cortadas a tacos las berenjenas las ponemos, como sabéis, en un escurridor con sal para que suden y suelten el amargor.

En una sartén ponemos a sofreír los puerros, cortados a rodajas, sobre una lámina de aceite de oliva virgen extra. Cuando veamos que están pochados echamos las berenjenas, ya "sudadas", y las vamos rehogando a fuego medio, tapándolas hasta que estén tiernas -aproximadamente en unos 15 minutos-, acordándonos de removerlas de vez en cuando.

Con la sartén ya destapada echamos las tiras de bacon y removemos para mezclarlo todo bien, y a continuación echamos los huevos, partimos las yemas y lo removemos todo hasta que se cuajen.


7 comentarios:

Superchoco dijo...

Anda, si es que usted lo de huertos y granjas lo lleva como nadie.
Pregunta para posible alternativa en receta.
Ya que las verduras son insustituibles y menos las suyas. ¿Bacon por jamón?. Si...¿verdad?.
Ea pues a disfrutar del huerto. Cuidese de los calores.
Supersaludos

Selma dijo...

Esta vez la música la estoy escuchando a parte.. nos tenías mal acostumbrados.. Pero comprendo que dada la calor ambiental no estabáis para además poneros a bailar..
Este Huerto y sus frutos me dejan boquiabierta.. A las berenjenas que he comprado esta mañana les falta el lustre que se aprecia en tu foto.. Pero espero que una vez cocinadas, según vuestros consejos, salgan igual de sabrosas y apetitosas..

¡Enhorabuena a ambos, ha salido de lo más apetitoso!
Y besos a repartir entre los dos, también..

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Escuché que Bernardo no podía entrar aquí y me dije voy a hacer la prueba, pues na que entré sin problewma, supongo que ya lo arreglaste.

Me ha hecho mucha gracias lo de las berenjenas, estuvimos en la piscina de una amiga en Los Palacios y tiene una pequeña huerta, nos dió unas berenjenas y la preparamos (bueno no yo precisamente) como empanadas o fritas o algo así, no me preguntes, ojalá hubieramos tenido esta receta en ese momento, bueno y los puerros

__MARÍA__ dijo...

Esta noche, intento hacer esta receta.
Mis berengenas nada tienen que ver con esas tuyas, pero intentaré que salgan buenas.
Besos

Bernardo Romero dijo...

Illo, tronco, que en cuantito esté en Huelva nos vemos para tomarnos unas birras y un marisquito. De momento lo de empujá la canoa me ha servido para recordar y para acordarme del pisto que me hacía mi madre y que el otro día hice aquí, en Cantabria, con lo que sacamos de la huerta de Valentín, el marido de mi sobrina, que tiene una huerta como la tuya, pero aquí los tomates están empezando a echar las flores y viene todo con otro tempo, más lentamente. Date cuenta que aquí el calor, lo que se dice calor, no llega nunca, y lo que tienen es más humedad que todas las cosas. Ahora eso sí, al lado de su casa hay un prado con un montón de vacas y el vaquero es un tipo genial que me va a dar un cántaro de leche cuando me vaya para allí. No te puedes ni imaginar cómo está la leche recién ordeñada. Me ha traído recuerdos de cuando vivía donde sigo viviendo pero en lugar de estar rodeado de edificios, estaba rodeado de huertos y en uno de ellos, el de Lorenza, había vacas y allí iba yo con la cántara a por la leche casi todos los días. En fin, hasta pronto y cuenta con un litro de leche de verdad. Un abrazo.

Bernardo Romero dijo...

No se lo va usté a creé, maestro, pero lo primerito que hice fue meter en el macuto la máquina esta moderna de hacer fotografías digitales. Llevo aquí una semana y todavía no le he comprao las pilas. Esta se vuelve virgen a Huelva, si no, al tiempo. La foto la hizo mi sobrina Rocío, la que vive aquí en Cantabria. Un abrazo.

Maria dijo...

me gusta este plato.. y es que las berenjenas me pirran, gracias!

Publicar un comentario