miércoles, 18 de noviembre de 2009

Salmón marinado

A uno le da yo qué sé proponer ciertas cosas. Antes éramos pocos lo que teníamos problemas de alergias, o al menos no sabíamos si las teníamos o no. Lo cierto es que en temas de seguridad alimentaria hay que andar con siete ojos y lo mejor es prevenir, que como decía uno que andaba por aquí, "más vale un por si acaso que un yo creía". El problema que podemos encontrarnos  con ciertas recetas como ésta, que en el fondo trata de pescados en semiconserva, es ese dichoso parásito que antes, para mí al menos, era un desconocido y que ahora está hasta en la sopa: el anisakis.  Al bicho podemos tener la seguridad de que nos lo cargamos si previamente congelamos el pescado un par de días. Así que ya sabéis, antes de hacer unos boquerones en vinagre o algo como esto, al congelador con ellos.

Tengo que deciros que esta delicia de hoy es obra íntegra de la santa, pero no he querido dejar pasar la oportunidad de sugerírosla sobre todo por estas fechas que se aproximan que se prestan tanto a poner entrantes y tapitas en la mesa para las comidas familiares y con los amigos.

No sé el porqué de esta ocurrencia, pero me he imaginado que a alguien que le guste el salmón no puede dejar de gustarle Fleetwood Mc, aunque lo más probable, como decía aquel, es que quien sabe.




Para confeccionar este salmón marinado necesitaréis:
  • Lógicamente, un trozo de salmón fresco, aunque podríais sustituirlo por otro pescado como el atún. En el congelador de casa había medio que sobró de otra "maldad" con un peso aproximado de 3/4 de kilo.
  • Sal gorda y azúcar en una proporción de dos partes de sal por cada una de azúcar.
  • Eneldo, que mezclamos con la sal y el azúcar.

    Para su elaboración buscamos una cubeta rectangular y ponemos el pescado limpio de piel y espinas en el fondo sobre una cama de la mezcla de sal y azúcar. Para lograr una buena distribución en la bandeja del pescado podemos cortarlo a trozos, grandes, eso sí. Rellenamos y terminamos de cubrir con la mezcla, buscamos un tabla de cortar o algo que tenga la forma de la cubeta, la ponemos sobre el pescado y encima colocamos un peso que puede ser perfectamente un brick de leche o zumo que tengamos por casa. Lo guardaremos en la parte baja del frigo acordándonos de sacarlo de vez en cuando para tirar el caldo que suelta el pescado y reponer sal y azúcar.  Al cabo de una semana podemos sacar el pescado, limpiarlo bajo el grifo secándolo con un papel de cocina y guardarlo en el refrigerador envuelto en film de plástico.

    A la hora de servirlo hay que procurar cortarlo en lonchas finas, dándole un corte oblicuo y no perpendicular.

    6 comentarios:

    Agelia dijo...

    Me encantó tu receta Juanjo, y leerla con la música de Fleetwood Mc mucho más, me encanta el salmón y pondré en práctica la receta, ya te diré si me salió o no : ))

    Gracias por compartir tus recetas tan amenamente.

    No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

    Como la grasa del salmón no me sienta nada bien me apunto la receta para un trocito de atún o bonito que también tienen que estar "pa chuparse los deos"
    Saludos

    Selma dijo...

    Tomo buena nota para las Fiestas que se avecinan..
    Enhorabuena a tu Santa y a tí por enseñar esta receta.. y por la música, no la conocía, tiene ritmo.
    Lo del azucar me ha sorprendido.

    Besos a ambos!

    Juanjo dijo...

    Gracias por vuestro comentarios, amig@s, ya sabéis que es todo un placer para mí teneros por aquí.

    Una cosa, amigo No cogé ventaja, es buena la idea de hacer el marinado con otro pescado, de hecho así te lo recomiendo, pero sobre la grasa del salmón, decirte que yo no la soporto y por eso no lo suelo tomar de otra forma que no sea en ahumados o de ésta, ya que al prensarlo suelta casi toda la grasa.

    Besos y abrazos.

    Bernardo Romero dijo...

    Illo, déjate de salmone, cojone, que manterao yo que al Migué lo van a poné de Niño Jesú en un belén viviente. Estoy que me vadaargo na má que de imaginármelo. Bueno, condió, que me voy a lo del mosto y el jazz de Gibralhollywood. Un abrazo y hasta le lundi ;)

    susita dijo...

    Que cosa más rica...llevo queriendo hacer el salmón marinado hace mucho tiempo...se me ha antojado más aún al ver el tuyo...Saludos. Susi

    Publicar un comentario