miércoles, 25 de agosto de 2010

Carne guisada,...3 en 1


Muchas veces para hacer distintos platos partimos de la misma base. Eso, y que da el mismo trabajo guisar más cantidad que menos, son ventajas que debemos aprovechar ahora que se terminan las vacaciones y tendremos menos tiempo para meternos en la cocina.  

Vamos a ir poniéndonos cómodos que hay tajo y, cuando tengamos metido el ventilador en la cocina-que no veáis la que está cayendo-, puesto el disco de "Springsteen""Born in the USA" -del que os dejo I'm goin' down-, y  pillado algo fresquito para nosotros, vamos a ir buscando lo que sigue:



  • Carne de ternera cortada a tacos. Yo he usado 1 kg, aproximadamente de punta de cadera.
  • Una cebolla grande.
  • Un pimiento verde.
  • Un tomate grande maduro.
  • Varios dientes de ajo.
  • Un vaso de vino blanco
  • Unas granos de pimienta negra.
  • Un par de hojas de laurel 

    En una cacerola amplia que nos permita remover bien, ponemos a calentar un chorreón de aceite de oliva virgen extra, y cuando alcance la temperatura adecuada pondremos la cebolla y los ajos cortados en láminas. Esperamos a que se vayan poniendo tiernos sin que lleguen a dorarse y agregamos el pimiento y el tomate cortados en trozos pequeños. En este caso el tomate lo he pasado por el rallador quitándole las pepitas. Vamos removiendo para que no se pegue y conseguir que se vaya friendo de manera homogénea. Ponemos también los granos de pimienta y las hojas de laurel.

    Cuando la salsa vaya adquiriendo una tonalidad dorada, echamos la carne y la "mareamos". Cuando veamos que el aspecto de carne cruda ha desaparecido añadimos el vino y la sal, y dejamos que evapore el alcohol. En este momento, si vemos que se queda en seco, podemos echar un poco de agua para que termine la cocción.

    Lo que he hecho en este caso es parar el guiso antes de que la carne estuviese blanda del todo, y separar una parte que he dejado enfriar y posteriormente he congelado para usarla otro día. La otra parte podría haberla dejado guisarse del todo y haberla servido así con una guarnición de patatas fritas o al horno, un molde de arroz blanco, o un puré; pero preferí guisarla con patatas. Para  ello, le he agregado unas zanahorias baby y patatas cortadas a tacos. Con el tiempo de cocción de las patatas es suficiente para terminar de ablandar la carne.

    Unos días después le he dado uso a la parte que había congelado para hacer un arroz con carne. En el cacharro en que vayamos a cocinar el arroz se pone a calentar la carne una vez descongelada y se le añade un poco de agua. Podéis poner unos guisantes, habitas, zanahorias baby tal como he hecho en este caso, o cualquier otra verdura que se os apetezca y vuestro sentido común os recomiende. Una vez que rompe a hervir se puede echar el arroz. Sería conveniente probar por si hay que corregir de sal.

    4 comentarios:

    susina dijo...

    Juanjo....menuda pintaza la de esa carne. La hago muy parecida pero sin pimiento verde porque al pinche le sienta regular y mira que le da un sabor...ummm
    Co patatas guisada me encanta, además con un poco de carne te sale un guiso que no veas. La verdad es que las patatas casan con todo. ¿Qué sería de nosotros sin ellas?
    Y ese arrolito merece un 10!!!!
    La verdad es que yo también hago mucha cantidad y congelo. Es lo mejor...así en casa siempre comemos caliente. La noche anterior saco taperwer y listo!
    La foto de las patatas con carne tiene una luz preciosa...y el plato es chulíismo! Muy requetebien!!!!

    Besos!

    Bernardo Romero dijo...

    Esto está bien, que en verano hay que comer de todo, carne también, por mucho que lo que se apetece es un poquito de pescaíto a la plancha o un poquito de pescaíto frito y mucho gazpacho palcuerpo. Hoy he hecho pollo a la argelina, con tomate, canela, miel y unas pocas cosas más. No va demasiado especiado, pero es un pollo metío en tomate un poco especial. Ha gustado un montón, pero no le hecho el afotillo preceptivo, y como desde que usted me dijo que pusiera foto, pongo foto, pues no lo he podido poner en el bló. Pero lo tengo que repetir porque la verdad es que estaba un montón de bueno y como no lo apunte en algún lao (el bló es cojonúo pa eso) se me termina olviando. El niño mapedío un salmorejo con aguacates y langostinos que dice que le hice el verano pasao y que estaba un jartón de bueno, pero yo no me acuerdo ni de haberlo hecho. A ver si me ayuda y encuentra algo por ahí, o simplemente fue una ocurrencia que no se me ocurrió apuntar. Un abrazo y hasta dentro de unos días, lamentablemente. Finito l'inverno cantaba el Nicola di Bari, Finito el verano, me cago en la leche, canto yo.

    Juanjo dijo...

    Muchas gracias, susina, son siempre bienvenidos tus comentarios, sobre todo porque vienen de una estupenda cocinera y mejor -o dejémoslo en igual, porque mejor sería imposible- fotógrafa.

    Besos.

    Maestro, lo mismo que me hizo usté caso pa lo del afotillo, hágamelo ahora y ponga ese pollo en el bló, que mire que tiene mu mala cabeza y luego vamos a perder la receta pa siempre.

    Pescao, sí. Mañana por la mañana quiero ir al mercao a Huelva a ver qué pillo;...lo mismo le pego un tiento y, si se me pone a tono, nos endiñamos un birrón anca Migué.

    Abrazo.

    CocinaConCris dijo...

    Tiene muy buena pinta, la voy a intentar

    Publicar un comentario