jueves, 21 de febrero de 2013

Sopa de marisco

Hacía tiempo que quería subir esta receta. La foto la tengo hecha desde finales de este verano. Por esa fecha, había estado con mi amigo Mauro en Bonanza (Sanlúcar de Barrameda) y, entre otras cosas riquísimas, probamos una sopa de marisco. Lógicamente no me iban a dar la receta, así que  puse en marcha la intuición y algo que nos caracteriza a los cocinillas: el sentido común culinario, e hice mentalmente esta sopa que luego reproduje en casa.

La lista de ingredientes es la siguiente:
  • un tomate grande maduro
  • un pimiento verde
  • una cebolla mediana
  • un diente de ajo
  • medio kilo de gambas
  • medio kilo de chirlas
  • medio kilo de almejas finas
  • varias rebanadas de pan asentado para freir
  • una cucharada de las de café de pimentón dulce
  • un litro aproximadamente de caldo de pescado. Para hacer el caldo de pescado he usado un hueso de rape, una cebolla pequeña, una hoja de laurel y un poco de aceite de oliva virgen extra. Podéis usar otro tipo de resto del despiece de pescados como la cabeza de una merluza o algo así que tengáis a mano.
  • fideos gordos
  • varias hojas de hierbabuena 

Abrimos las chirlas al vapor. El caldo que suelten lo dejamos en el cacharro y, añadiéndole un poco de agua, lo usamos para hervir las cáscaras y las cabezas de las gambas y lo reservamos. Separamos las chirlas de las conchas y reservamos.
 
En una cacerola ponemos a calentar una fina lámina de aceite de oliva virgen extra. Echamos a continuación el tomate pelado y limpio de pepitas, el pimiento, la cebolla y el ajo muy picados. Freímos las rebanada de pan. Ponemos dos o tres en el mortero y reservamos el resto. 

Cuando el refrito esté adquiriendo un tono dorado, echamos las rebanadas de pan que habremos majado previamente con un pellizco de sal, y cucharadita de pimentón. Removemos bien. Ojo, no lo dejéis al fuego demasiado que se quema muy rápido. Con la ayuda de un colador, vertemos el caldo de hervir las cáscaras de gambas y el de pescado, y dejamos que hierva, removiendo de vez en cuando, hasta que veamos que el refrito se integra en el caldo. No olvidemos ahora poner la hierbabuena. Con unos 15 minutos bastará. Podremos añadir un poco de agua si vemos que se embebe demasiado.

Para terminar echamos un puñadito de fideos por persona. Cuando estén casi tiernos, ponemos las gambas y las chirlas peladas, y las almejas finas que aún están enteras. En el momento que éstas se abran la sopa estará lista para servir.

5 comentarios:

María A. Marín dijo...

Ya la tengo entre mis recetas para hacerla.
¡Qué cerca estuviste de dónde vivo!

Saludos

lasrecetasdetriana.com Rocio y Josemanuel. dijo...

Lo primero, nos alegramos muchisimo de verte y leerte de nuevo...he venido infinidad de veces a ver si publicabas...ya nos iras deleitando con tus recetas maravillosas...
Besos

Juanjo Mata dijo...

Muchas gracias amig@s por vuestro cariño a pesar del tiempo que paso sin publicar.

Yo también me paso por vuestros blogs de vez en cuando.

Besos y abrazos.

Susana Menéndez dijo...

Pues viva tu sentido común, porque has sacado un recetón! Bienvenido de nuevo a la blogosfera ;)

Juanjo Mata dijo...

Muchas gracias, Susana.

Publicar un comentario en la entrada