domingo, 10 de abril de 2011

Arroz con bacalao, de otra manera.

En casa nunca hemos hecho el arroz con  bacalao de esta forma. Mi padre era un gran aficionado a este plato y en mi casa siempre se hizo como se comía en casa de mi abuela paterna, de la misma forma que ya os colgué por ahí atrás. No suelo encontrarme con ganas de experimentar con la comida, pero echando un vistazo a las recetas de arroz con bacalao que he encontrado por la Red, he comprobado que no había ninguna como la mía y sí muchas que, en mayor o en menor medida, se parecen a ésta que os presento hoy, así que he querido probar por aquello de que muchos tendrán más razón que uno.

Vamos a necesitar:
  • 250 gr. de bacalao desmigado puesto en remojo la noche antes
  • 100 gr. gramos de guisantes del tiempo, o una lata pequeña.
  • un tomate maduro
  • medio pimiento verde
  • medio pimiento rojo
  • una cebolla grande
  • tres dientes de ajo
  • una hoja de lauerel
  • un ramillete de perejil.
  • medio vaso de vino
  • media cucharada de ñora molida
En el fondo de una cacerola ponemos a calentar una lámina de aceite de oliva virgen extra y ponemos a refreír la cebolla y los ajos cortados en aros y láminas finas. Cuando se pongan los aros blandos agregamos el pimiento cortado en tiritas y el tomate, sin piel ni pepitas, a daditos. Dejamos que se refría sin que llegue a dorarse y vamos removiendo para que se haga por igual. A continuación echamos la ñora molida y tras dejarlo unos instantes agregamos los guisantes y el bacalao al que previamente le habremos quitado los trocitos de piel y restos de espinas que pudiera tener. Dejamos que refría y un poco y añadimos el vino y el laurel y dejamos que cueza. Si los guisantes son naturales podremos adelantarles un poco la cocción si los ponemos en un pequeño bol con un poco de agua en el fondo, y los metemos en el microondas tres o cuatro minutos cubriendo el bol con un plato o con una lámina de plástico a la que haremos unos agujeritos.

Una vez que se haya evaporado el alcohol del vino echamos el arroz y cubrimos con agua. Dejamos cocer hasta que el arroz esté en su punto vigilando que no se nos quede seco, pues como está más rico es teniendo ese caldito espeso que liga los granos del que hemos hablado otras veces. Hay que probar de sal y, en su caso, rectificar. A la hora de servir lo espolvoreamos con perejil muy picado.

10 comentarios:

María dijo...

niño... buen plato!!!!! si señor!!!!

Juanjo dijo...

¡Qué tempranito, María! Me alegro que te guste.

susina dijo...

Cocinillas!!! cuánto tiempo!! por fin tengo un minuto para escribirte (porque te visito siempre aunque no deje rastro...)Lo del arroz con bacalao es una cosa que tengo pendiente. Nunca lo hice y me encanta. He estado echando un vistazo a tu receta de siempre (la otra) y me sorprendio que le echas vino de Toro, o sea vino tinto. Nunca se me hubiera ocurrido echarlo al pescado. Entre los dos arroces ¿con cuál te quedas? para hacerlo yo esta semana y sorprender al pinche!!!!! je je

Juanjo dijo...

Noooooooo, cocinera, noooo, jajaja!! El vino de toro era para mí mientras cocinaba, el arroz lleva vino blanco. Lamento haberte confundido, pero que es que antes tenía la manía de añadir a la receta lo que servía de entretenimiento al cocinero, lo mismo que la música, vamos. ;)

Si te digo la verdad, y no sé si es por la costumbre, yo me quedo con la de antes. Empieza por ésa, ya verás cómo le gusta al pinche.

Me alegro de leerte.

Besos.

Roció y Jose Manuel, "lasrecetasdetriana.blogspot.com" dijo...

Muy bueno el arroz, y excelente vino mientras realizas el plato, un buen Sangre de toro...Te copio el arroz con bacalao.
Besos

Juanjo dijo...

Uy, qué lío con el vino, vecinos! A ver, lo que yo tomaba en la otra receta era un vino que me había bajado mi amigo Dioni desde Toro -Zamora-, no es que fuera Sangre de Toro, que éste es un vino de las bodegas Torres, la misma del coñac Torres 5 y 10 y otras muchas exquisiteces. Jajaja.

susina dijo...

Ay Juanjo,qué caraja tengo...ya me parecía a mí que el vino de Toro no podía ser...pues menos mal que te pregunté porque imagínate que lo echo...ja ja ja ja en fin, que te copio la receta y cuando haga arroz la pruebo. Ya te contaré!!

Juanjo dijo...

Bueno, te hubiera salido un arroz con color que no veas, jejeje.

Espero que me cuentes.

María dijo...

He visto la receta y por poco me electrocuto con las babas que caen al teclado.
Estoy a dieta y de momento, nada de hidratos de carbono...¡con lo bueno que tiene que estar ese arroz! X2 X2

Besos

Juanjo dijo...

Ya habrá ocasión, María.

Un beso.

Publicar un comentario